Solo nosotros mismos tenemos el poder de cambiar!

Trial our service only
1$ for a month

wondering that your area already coverage our service yet ?

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Cuando vivía atrapado en el pasado había elegido matar mi presente! Cuando vivía atrapado en el pasado me negaba la posibilidad de tener un futuro mejor!

La desgracia es abrumadora, lo sé!

Un tiempo…no sé si mucho o poco…tal vez un instante (es relativo, no?) de mi vida pasada…lo tuve todo…y por supuesto, en ese entonces tenerlo todo era subvalorado…como anillo al dedo cae aquello de “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”.

En un instante (es relativo, no?), en un abrir y cerrar de ojos, pasé de tener todo a no tener nada…wow! La desgracia fue abrumadora!

Por mucho tiempo de mi vida no supe sobreponerme a la desgracia…hacía parte de ella! Mi vida tuvo mucha oscuridad…no solo circunstancial…realmente mi mente y mi corazón eran sitios hostiles que no tenían espacio para el optimismo…para nada positivo, la oscuridad era mi hábitat…el pesimismo era mi pan diario.

Un tiempo atrás estuve inmerso en una gran depresión que lo único que hacía era agudizar más mi conflictiva realidad.

Un día…así como muchos…toqué fondo…y me sirvió! Me sirvió como nunca! De allí abajo me impulse con todas las fuerzas de mi ser! Quería dirigirme hacia la luz! Nada ni nadie pudo hacerme querer tanto ser una persona diferente como lo quise yo mismo. Muchas personas tienen el poder de influenciarnos…pero solo nosotros mismos tenemos el poder de cambiar.

Quise cambiar! Yo mismo busqué mi luz…no sé cuanto pasó, tal vez solo un instante (es relativo, no?) – pero aprendí a valorar como nunca la luz…porque conocí la penumbra.

Muchas veces lo tenemos todo…y no lo sabemos…la vida cambia en un instante…relativo, no?

Mi vida actual gira en torno de tratar de ser la mejor persona posible…no para el criterio de nadie! Para mi propio criterio…así garantizo que a mi familia, amigos y seres amados no tendré más que contagiarles que puras cosas buenas! Sigo aprendiendo a ser disciplinado, bondadoso, a tener paciencia, a ser perseverante y a tener puertas abiertas de mi nave…pa’ montar a cuantos quieran emprender un viaje a la felicidad…cabemos muchos…yo apenas estoy aprendiendo!

Cada amanecer se llama: ama-nacer.

Rótelo:

Deja tu comentario