La leptina: Inhibidora del apetito

Trial our service only
1$ for a month

wondering that your area already coverage our service yet ?

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

La LEPTINA es una hormona que se segrega en las células grasas de nuestro cuerpo (especialmente en el tejido adiposo blanco) aunque también se produce en la grasa parda, la placenta, los ovarios, los músculos, el hipotálamo y la médula ósea.

Básicamente la leptina tiene una acción INHIBIDORA DEL APETITO. Cuanta más cantidad de adipocitos tiene el cuerpo y más llenos están, más cantidad de leptina segregada.

Cuando sobrepasamos una cantidad de grasa determinada (varía de persona a persona) el cuerpo, para recuperar el equilibrio, envía esa cantidad extra de leptina sintetizada al hipotálamo dónde se une a los receptores adecuados para DISMINUIR EL APETITO.

Al tener una mayor sensación de saciedad, dejamos de comer tanto y volvemos a nuestro peso normal; dentro de su rol, la leptina también aumenta la cantidad de calorías gastadas por nuestro metabolismo; aumenta nuestro calor corporal para gastar más energía; aumenta la lipólisis.

Cuando estamos en definición al principio se comienza a perder peso fácilmente, sin embargo, a medida que avanza el tiempo es muy probable que nos estanquemos en la perdida de grasa y más aún cuando las calorías que consumimos son muy pocas. El problema se debe a que la leptina está disminuyendo en nuestro organismo. Para remediar este inconveniente, debemos reducir las calorías lentamente (es mejor un período de definición largo pero más controlado que cambios bruscos en la dieta); entre un 10-20% de nuestro total calórico de mantenimiento es un déficit ideal.

Refeeds de carbohidratos periódicamente OPTIMIZAN EL PROCESO, ya que tienen la habilidad de elevar los niveles de leptina de manera que nos permiten seguir “quemando” grasa corporal de manera continuada y a un ritmo óptimo sin experimentar descensos drásticos en el metabolismo; adicionalmente ayudan a controlar el apetito de manera muy eficaz. Estos días de realimentacion a modo general pueden incluirse al principio un día a la semana, y entre más tiempo llevemos en un período de corte se aumenta la frecuencia de los mismos; todo esta en la planificación y en la paciencia, no puedes pretender cambiar años de malos hábitos de la noche a la mañana.

Rótelo:

Deja tu comentario