Querer ser otra persona es condenarnos a nosotros mismos

Trial our service only
1$ for a month

wondering that your area already coverage our service yet ?

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Muchas personas emitirán juicios y opiniones que no se les han pedido.

Que estás muy gordo o que estás muy flaco. Que eres muy bajito. Que esas ojeras tan sapohp’s 😂😂😂. Que por qué te hiciste ese tatuaje tan horrible (en mi piel, no en la de ellos). Que estabas mejor antes. Que esos ojos tan rojos son de drogas (jamás pensarán que son de leer tanto; la presunción de la buena fe vale verga). Que por qué eres tan grosero. Que por qué eres de esa religión. Que si comes carne odias los animales. Que si sé cuánta gente podría comer con el mercado que hago… Bla, bla, bla…

El mundo pareciera sediento en desaprobar cada decisión, comportamiento, aspecto físico, personalidad, postura, etc., del prójimo; hagamos lo que hagamos NUNCA será suficiente… Alguien entre la inconformista multitud juzgará y tendrá otra versión absoluta de su verdad.

Querer ser OTRA persona es condenarnos a nosotros mismos a desperdiciar la persona que ya somos… Y lo triste es que a algunos se les pasa la vida sin ser lo uno ni lo otro. El miedo a ser criticado se convierte en inseguridad, la inseguridad se traduce en no tomar decisiones…y eso nos lleva a dejar que otros tomen decisiones por nosotros mismos.

La vida es hermosa en el momento en que somos nosotros quienes comandamos la nave… Cometer errores hace parte del proceso de aprendizaje… Y justamente por eso los cometemos… para aprender. Es inherente al proceso.

Mendigar aprobación y buscar siempre “buenos conceptos” no edifica… Nos condena!

Si ya te has criticado por años y no ha funcionado… Intenta aprobarte y mira a ver qué pasa!

Deja de escalar la montaña para que el mundo pueda verte… Mejor, ve y escala esa puta montaña para que TÚ veas el mundo! De eso se trata!

Rótelo:

Deja tu comentario