Las dietas tan bajas en sodio pueden comprometer el crecimiento muscular.

Trial our service only
1$ for a month

wondering that your area already coverage our service yet ?

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Las dietas tan bajas en sodio pueden comprometer el crecimiento muscular (y es un error común que se repite y se repite, casi que eliminar el sodio de la dieta).

El mítico bombeo o “pump” es un fenómeno claro y que al entenderlo un poco mejor, se puede usar a FAVOR. Cuando movemos cargas, se origina daño en las celular musculares, esto conlleva a varios fenómenos: por un lado sodio y agua entra en la célula y por otro, sale potasio y también agua; sin embargo, la salida de agua en este caso es restringida. Esto básicamente genera que las células musculares estén turgentes (llenas de agua), y así nace el afamado “pump” o bombeo que hace que nos veamos tan llenos y “hermosos” 😍😍 (B. Schoenfeld & B. Contreras, 2014).

En algunas patologías se recomiendan bajas ingestas de sodio, 1000 a 1500 mg/día, pero en deportistas regulares, con “bombeos” constantes y alto recambio de electrolitos por cuestiones de hidratación, no es la mejor opción. Ingestas superiores de sodio a los 2000 mg pueden beneficiar hidratación e incluso, la síntesis de proteína a nivel muscular. Menos sodio NO siempre es mejor.

#IngenieriaCorporal

Rótelo:

Deja tu comentario